ejercicio-gluteos1
El entrenamiento de fuerza es muy beneficioso, y puede ser clave para el rendimiento deportivo. Una de las razones erróneas por las que los corredores dicen no trabajar la fuerza en el gimnasio es porque piensan que ganaran demasiado musculo y esto les hará perder velocidad a la hora de correr.

El principal error  es creer que por ir al gimnasio varias veces a la semana durante los primeros meses, conseguirás hacer crecer tus músculos de forma exponencial, cuando realmente no es así. Ganar masa muscular no es fácil, nada fácil.

El gimnasio puede servir para diferentes objetivos. Para los corredores el objetivo de ir al gimnasio debería ser prevenir lesiones y mejorar la economía de carrera.
Si el plan está bien adaptado, la masa muscular no debería suponer un problema. Fortalecerás tu musculatura y podrás tener un aspecto algo más definido, pero no aumentaras el volumen de los músculos de forma considerable.

Trabajar la fuerza podría ser una estrategia positiva para mejorar la economía de carrera y la fuerza en nuestros músculos. La economía de carrera es uno de los pilares fundamentales sobre el rendimiento en resistencia aeróbica.

Varios estudios han demostrado que el entrenamiento de fuerza y el entrenamiento pliométrico, así como el trabajo de la fuerza explosiva pueden ser beneficiosos para optimizar la economía de carrera.

Podrás ser más rápido debido a que si aumentas la fuerza de tus músculos, a su vez aumentará la potencia muscular, lo que da lugar a una mayor tensión y velocidad.

Los ejercicios pliométricos, además de mejorar la economía de carrera, están indicados en el aspecto de la velocidad. Los ejercicios con cargas altas se relacionan con fuerza-potencia.

También es importante destacar que los ejercicios enfocados a la mejora de la potencia muscular son válidos para el rendimiento de corredores de corta distancia pero quizá menos indicados para corredores que están acostumbrados a carreras más largas, como un maratón.

Por último, también podemos destacar que trabajando la fuerza se reduce las posibilidades de lesionarte.

Ejercicios como las sentadillas o el peso muerto harán que tengas las piernas fuertes y una postura adecuada durante la carrera. Estas dos claven son ideales para evitar lesiones.
Trabajar el core servirá para evitar desequilibrios, ya que cuando estamos más cansados solemos adoptar posturas inadecuadas.

Como conclusión podemos decir que El entrenamiento de la fuerza es recomendable para correr mejor y prevenir las lesiones.