Pruebas de esfuerzo

La prueba de esfuerzo

research-433307_640La prueba de esfuerzo sirve para averiguar cómo se debe practicar cualquier deporte de forma saludable.

La prueba de esfuerzo, un procedimiento muy utilizado en medicina deportiva, puede ayudar a prevenir un desenlace fatal, puesto que permite evaluar la respuesta del organismo durante el ejercicio. “Con esta prueba se puede conocer el estado de salud y llegar a prevenir posibles enfermedades cardiovasculares, incluso dolores musculares y errores en el entrenamiento o práctica del ejercicio”

Es una prueba muy útil para averiguar cómo se debe practicar cualquier deporte de forma saludable o, lo que es lo mismo, adaptándolo a las características de cada persona, según su capacidad, que es genética e individual. Una vez realizada, se puede planificar un programa de ejercicios con objetivos individualizados, según el estado de salud y aptitud física. La utilidad de la prueba es múltiple: identificar a los deportistas con riesgo, recomendar el programa de ejercicios más adecuado, mejorar el rendimiento físico, incrementar la salud de la persona que practica deporte y planificar la intensidad y el tipo de ejercicio que más le convenga.

Antes de realizar la prueba de esfuerzo, se valoran distintos aspectos, como enfermedades previas, de las cuales se efectúa un historial; los hábitos alimentarios para evaluar si son adecuados; y, mediante la exploración física, se valora el estado del aparato locomotor, la fuerza y la flexibilidad.